Inici ALTRES NOTICIES (Autoayuda) Camino A vs Camino B

(Autoayuda) Camino A vs Camino B

219

CAMINO A VS. CAMINO B

Querido lector, quiero empezar haciendo una reflexión que, hace ya unos siete años, una sabia persona me dijo y, por el motivo que fuese, generó en mi tal impacto que, a día de hoy, sigo recordándola y sigo aplicándola a toda circunstancia vital: “la vida es como un buffet libre, por muchas elecciones que tengamos delante, no podemos quedarnos con todas, deberemos elegir, escoger…”

Cuánta razón en tan pocas palabras, en una frase que, si bien nos paramos a reflexionar, cobra todo el sentido si nos centramos en pensar en la cantidad de decisiones que llegamos a tomar a lo largo de un día. Claro, la mayoría de decisiones son bastante “livianas”, por ejemplo, qué ropa ponernos, que tentempié nos llevamos al trabajo, que nos preparamos para comer… estas decisiones también suponen una serie de renuncias, pero la carga emocional de dichas renuncias es bastante baja.

¿Qué sucede cuando, sin nosotros premeditar, la vida nos ofrece una serie de circunstancias y en cuyas decisiones pueda residir una mayor carga emocional? Es en ese mismo momento en el que, sin nosotros plantear, organizar o controlar, la vida nos sirve las cartas que nosotros deberemos elegir jugar, pudiendo ganar la partida o pudiendo aprender de ella…

Seguramente escucharemos voces externas que nos dirán que hacer, que no hacer, que camino seguir, que camino no seguir, también nos expondremos a juicios de valor, a creencias arraigadas que se nos lanzarán como misiles y que, podremos escuchar, rechazar o simplemente aceptar, siempre y cuando el que elija sea uno mismo. Porque recuerda esto que voy a escribir: nunca dejes de ser tú para ser lo que los otros te digan, no pierdas tu identidad ni entres en fusión con las opiniones ajenas, simplemente, escucha esas voces externas, pero, sobre todo, sigue el camino de tu voz interior, tu intuición, porque bien sabes que, expuestos dos caminos, no puedes partirte por la mitad y transitar ambos. Debes aprender a unir mente, cuerpo y alma para, tomada la decisión que decidas tomar, emprender tu viaje y andar el camino que hayas elegido. Porque recuerda, la vida supone tomar una serie de decisiones con sus consecuentes renuncias. Si sale bien, genial y si sale mal, estupendo. Porque en la vida se gana y también se aprende.

Nunca podrás escoger todo, como en un buffet libre, tendrás que tomar decisiones, y dejar atrás elecciones menos atrayentes para ti, para tu vida, para tu plenitud y para tu estabilidad.

ELIGE LA VIDA QUE QUIERAS VIVIR TÚ Y NO LA QUE QUIERAN QUE VIVAS LOS DEMÁS