Inici PREMSA VALENCIANA Desigual reparto de subvenciones en las entidades de Vinaròs

Desigual reparto de subvenciones en las entidades de Vinaròs

415

2 asociaciones con más de 300 Millones de presupuesto suman más ayuda económica que 15 locales en el reparto del Ayuntamiento de Vinaròs

El Ayuntamiento de Vinaròs ha dado a conocer el reparto de los 120.000€ destinados a las ayudas a las entidades de fines sociales, destinados sobre todo a la ayuda para que estas entidades puedan continuar su labor en un momento tan difícil como el actual. Las entidades que han estado al pie del cañón durante la parte más dura de la pandemia, y que actualmente siguen ayudando en sus diferentes ámbitos, se reparten por criterios fijados por el ayuntamiento, 120.000€ entre 17 asociaciones.

De los 55.000€ de Cáritas a los 1.000€ de 8 asociaciones, el reparto desigual de los 120.000€ de la subvención local.

En dicho reparto, llama la atención la disparidad de aportaciones, por un lado, está Cáritas con 55.000€ y del opuesto, 8 entidades a las que el ayuntamiento otorga 1.000€. Otra de las entidades con más aportación, pero sin acercarse a la cifra de la entidad eclesiástica, es Cruz Roja, que con 15.000€ verá aumentado su presupuesto para seguir con sus proyectos locales.

El caso de Cáritas y Cruz Roja, en comparación con entidades locales propias como pueden ser AFANIAD, Rescata-2 o de nivel nacional como la Asociación Española Contra el Cáncer son muy significativas. Entre otros parámetros, Cáritas cuenta con un presupuesto anual de 337.000.000€, de los cuáles 98.000.000€ ya son de aportación pública tanto estatal como autonómica. Así como Cruz Roja, que posee 373.000.000€ de presupuesto del cuál unos 50.000.000€ salen de las arcas públicas en materia de subvenciones.

Por ello puede parecer más injusto aún el reparto de los 120.000€ del Ayuntamiento de Vinaròs a las entidades sociales más locales, y que poseen menores recursos económicos que las “grandes” ONG. Aún aplaudiendo la iniciativa del consistorio local dedicando una partida presupuestaria a fines sociales, el hecho de que entre Cáritas y Cruz Roja se repartan casi el 60% de la subvención deja en un mal lugar a los parámetros de reparto. Se puede demandar un reparto más justo, más equitativo o favorable a las pequeñas asociaciones que se las ven y se las desean para poder realizar sus acciones, con un presupuesto limitado y que incluso en ocasiones, se ven obligados a realizar aportaciones propias para sufragar gastos derivados de su ayuda a los demás.

Si se apoya el trabajo social desde el ayuntamiento para conseguir erradicar o paliar las desigualdades, que mejor ejemplo que la ayuda llegue a las entidades que más lo necesitan, en vez de fomentar el reparto de forma piramidal.

Jonathan Fariñas