Inici VINARÒS (Articulo) Ya no se respirará fútbol en Vinaròs

(Articulo) Ya no se respirará fútbol en Vinaròs

3127

Ayer nos sorprendía por la tarde la imagen de excavadoras en el antiguo campo Cervol, parecía en un momento las típicas obras previas a la Gala de Reinas del Carnaval de Vinaròs, pero nada más lejos de la realidad, ayer esas máquinas acabaron con años de recuerdos y generaciones de futbolistas y futboleros que pasaron por ese mítico campo del Baix Maestrat, por eso aquí mi pequeño homenaje a un lugar que inspiraba FÚTBOL así con mayúsculas.

No hablemos de fechas ni años, solo de recuerdos, en mi mente pasan las historias que los más antiguos del lugar nos contaban a un grupo de niños que por aquel entonces jugábamos en la base extinta del Vinaròs C.F. Mucho antes del traslado de la misma a “Les Capsades”, un grupo de niños que comíamos pipas detrás de la portería (siempre la que atacaba nuestro Vinaròs C.F.) y nos volvíamos locos cada vez que conseguía marcar nuestro equipo, la gente más mayor nos hablaba de otra etapa, de cuando el Vinaròs jugó en 2ªB, de como participaba en la Copa del Rey y de como todo un Racing de Santander estuvo a punto de sucumbir ante nuestro equipo, de como el campo se tuvo que rodear de vallas de 2 metros de alto cuando ascendieron a 2ªB…me asaltan más recuerdos, de como daban la bienvenida a cada partido un grupo de chavales que se hacían llamar la Penya Sanse, con rollos de papel, bengalas y cánticos los 90 minutos del partido, de ver las gradas llenas de gente animando y respirando fútbol. Recuerdos de nombres y personas que para nosotros era ejemplo, leyendas y héroes, los jugadores, nombres como Nacho, Cañada, Santi Forner, Panisello, Sergio Espinosa…pero sobretodo uno Mati, todos en aquella época queríamos ser el “Capi” del Vinaròs C.F.

Pasaron los años y siempre recordaré en mí las 3 temporadas que disfruté, aprendí y crecí en todos los aspectos como jugador juvenil en ese mítico Cervol, un sin fin de victorias que culminaron en Ascenso de categoría, compañeros de vestuario que son amigos para toda la vida, algunos debutaron con la camiseta azul y blanca en el Cervol como, Wifredo, Alex, Ernesto, Marcos Domenech, Alberto Torres y otros que lo hicieron y que ahora triunfan también en 2ªB, es Héroe en la Copa Del Rey con el Formentera como Agustín Ojeda o en los estadios de la Liga Santander y como Florin Andone, las gradas muchas veces llenas para vernos jugar, pero sobretodo en el recuerdo queda ese olor a césped recién cortado y la satisfacción de haber participado en la historia de un estadio que si bien ya hace unas temporadas que no se respira fútbol, ayer dejó de ser un icono visual de la historia deportiva de esta ciudad, que bien se merece un homenaje y este es el mío personal, y como me dijo una vez una persona en el último partido en el Cervol…”niño, ya no se respirará fútbol en Vinaròs”

Jonathan Fariñas