Inici ALTRES NOTICIES Infidelidad (autoayuda)

Infidelidad (autoayuda)

413

INFIDELIDAD

Supongo que, como ser humano adulto que eres (tomando como referencia que este artículo no ha caído en las manos de un niño), habrás sentido o experimentado la decepción vestida bajo el traje de la no honestidad, o, mejor dicho, de la no lealtad.

Alguna vez, alguien te ha decepcionado, porque no ha sido “leal” contigo, o no ha respondido como a ti te hubiese gustado que lo hiciese. Puedo poner un ejemplo bastante potente que, es bastante común en la sociedad actual: la infidelidad.

Cuando una persona (bien sea hombre o mujer), descubre que su pareja ha mantenido una relación con una tercera persona, seguramente brota en dicha persona la decepción, porque se espera algo de alguien importante y, esta persona no llega a cumplir las expectativas deseadas. Esto sucede porque rompe con el compromiso mutuo que en un día “pactaron” sin necesidad de muchas palabras, y más bien, con muchas miradas que dicen más que una serie de letras enlazadas. Porque las miradas (muchas veces), dicen mucho más sin la necesidad de usar nuestras cuerdas vocales.

Si tú has vivido esta situación, has sido “víctima” de una infidelidad, déjame que te cuente algo:

Para nada eres víctima de una situación, siéntete más bien triunfador/a, porque el destino ha dejado que se jueguen las cartas con el fin de que seas consciente de que esa persona no está hecha “a tu medida”. Esa persona no fluye en tu misma frecuencia, de modo que se rompe la complementariedad.

Con esto no estoy defendiendo la postura del o de la “infiel”, porque posiblemente has sentido que no han sido leales contigo, seguramente es así.  El/ella no ha sido leal o honesto/a contigo, pero tú sí puedes serlo, y no me estoy refiriendo que lo seas con él/ella, sino más bien contigo mismo/a.

Ser fiel a ti es hacer lo que sientes que es mejor para ti (que no tiene porque ser lo que la sociedad considera mejor para ti), es hacer aquello que encaja perfectamente con tus valores y creencias.

Y por todo ello, te invito a que cambies el prisma de la infidelidad. Si han sido poco sinceros contigo, recuerda que lo que está fuera de nosotros no está dentro de nuestro control. Sé siempre sincero/a contigo mismo/a.

Y como última reflexión, toma nota de lo siguiente: “Nunca me gustaron las matemáticas. Pero reconozco que la vida es cuestión de sumas y restas. Y a veces, cuanto más restas, más felicidad sumas”.

Así que, rompe vínculos negativos y recuerda siempre serte fiel a ti, porque tú SIEMPRE te vas a acompañar en el camino de tu vida.