Inici ALTRES NOTICIES Libertad emocional (parte I)

Libertad emocional (parte I)

225

LIBERTAD EMOCIONAL (PARTE I). 

Junio de 2017

15 días han pasado desde aquella noche en la que Marcos estuvo a tan pocos metros de distancia de ella…

La más absoluta paz, calma y tranquilidad mental.

Aunque pensemos que la emoción contraria al amor es el odio, éste último no es pieza clave para lograr el equilibrio emocional. Porque quién odia aún siente, aún no ha roto lazos emocionales con la persona en cuestión.

Después de meses de lucha continua con sus ángeles y sus demonios, Ale por fin logró darle la vuelta al amor que en su día sintió por Marcos y que, durante largos meses se hubo transformado en odio. Sin pensar demasiado, un buen día, en un céntrico bar de Valencia, la indiferencia llamó a su puerta.

Indiferencia: estado de ánimo caracterizado por la ausencia de sentimientos hacia alguien o posible, hacia algo.

Las palabras de Mónica dejaron huella en cada poro de su piel cuando ésta se aventuró a lanzar las siguientes palabras:

“AHÍ    ESTÁ   MARCOS”

“Ahí-está-Marcos”. O, mejor dicho, “ahí está Marcos”. Tres palabras, trece letras ligadas sílaba a sílaba en modo de canción suave verbalizadas por su mejor compañera de viaje. Fue en ese preciso instante en el que, sin ser consciente de nada, lo comprendió todo.

  • Nada queda de Marcos en las emociones que me pertenecen”, “todo lo que pensaba que aún vivía en mí en forma de lastres, ha desaparecido”.

Ni odio, ni rencor, ni amor, ni rabia, ni duda, ni tristeza, ni culpa…. NADA

Nada en ese preciso momento, porque junio empezaba fuerte. El recién estrenado mes acababa de adentrarse en una carrera de gran cilindrada, a velocidad fuerte y con pocos amortiguadores…

Por Raquel García Bayarri. (Alejandra y Marcos. Parte XIII.)

Para ver las otras partes:

Alejandra: Ángeles y demonios

Home