Inici ALTRES NOTICIES Abraza tu vulnerabilidad

Abraza tu vulnerabilidad

259

¿Algún día de tu vida te has levantado y, a pesar de haber dormido las horas requeridas para tu buen funcionamiento, te has sentido como si el cargador que conecta tu cuerpo con tu buena energía, se hubiese desconectado?

No te lamentes, todos conocemos lo importante que es el sueño reparador, pero, si algún día de tu vida, o varios, te has despertado con una sensación de agotamiento, dejadez y apatía, te recomiendo lo siguiente: abrázate. Sí, has leído bien, abrázate.

Suena metafórico y no te negaré que lo es. Con ello no quiero decir que debas cruzar tu brazo derecho para agarrar tu cintura y, que realices el mismo procedimiento con el brazo izquierdo. Que poder hacerlo, puedes y tan libremente… pero, lo que venía a decirte es que, cuando te sientas en la cuerda floja, cuando sientas que no puedes más,  que tus emociones negativas pesan más que las positivas, que tu energía está desaparecida, que la buscas y que no la encuentras y con ello, te sumerges más en un profundo pozo sin fondo aparente, en el que solo ves negrura, profundidad, más negrura y más profundidad… te recomiendo que conectes con tu esencia, con tu vulnerabilidad, y te preguntarás… “¿por qué?, si lo que quiero es estar POSITIVO, con un buen ánimo que me lleve a hacer cosas…”.

Pues bien, ante la pregunta que posiblemente te plantees, déjame decirte que para eso que todo ser humano ansia (estar feliz), se debe empezar por un reconocer que, para estar bien, también debes aprender a estar mal, porque al igual que no existe día sin noche, ni Luna sin Sol, tampoco existe alegría sin tristeza. Porque podemos aprender mucho de nuestros días grises, si aprendemos a abrazar nuestra vulnerabilidad. No es magia, es el más puro acto de autocompasión, y… voy a finalizar lanzando una pregunta que, me gustaría que reflexionases… ¿qué prefieres, vivir una vida feliz, con un estado de ánimo similar a la euforia día tras día, o… por el contrario, te decides a vivir una vida serena, con sus alegrías, sus días “raros” pero con su estabilidad emocional totalmente balanceada?

ABRÁZATE Y QUIÉRETE, TE VAS A NECESITAR.