Inici PREMSA VALENCIANA Los alquileres en Vinaròs: entrevistamos a Moisés Sánchez, de CIFA Aragón

Los alquileres en Vinaròs: entrevistamos a Moisés Sánchez, de CIFA Aragón

272

  

“Preveo que este 2020 se ampliará bastante la oferta de alquileres disponibles en la zona”

Entrevista con Moisés Sánchez, fundador de CIFA Aragón

Por Alesia Martínez | Laredactora.com

De raíces catalanas y andaluzas, Moisés Sánchez tomó en 2007 una decisión: emprender en Vinaròs. Su empresa, CIFA Aragón, es hoy una de las Consultoras, Inmobiliarias y Financieras más importantes del Baix Maestrat. En entrevista para 7Dies nos desvela las claves que le han permitido mantenerse en la cresta de la ola durante más de una década. Esto es lo que nos ha contado:

¿En qué momento surge CIFA Aragón y a qué debe su nombre?
Surge un año antes de la crisis de 2008, para cubrir la necesidad de servicios inmobiliarios y de financiación que había en la zona. Hasta ese momento las empresas estaban ofreciendo ambas cosas por separado. Nosotros decidimos unificarlo, facilitando el proceso de compra-venta. El nombre es una cuestión más bien comercial, ya que muchos de nuestros potenciales clientes eran de Aragón. Además, tenemos muchos amigos y conocidos que son de allí, por lo que nos pareció apropiado utilizar este nombre para nuestro proyecto.

En un sector tan cambiante, ¿cómo os habéis ido adaptando a los vaivenes del sector inmobiliario?
Al principio éramos tres personas y ahora somos un equipo de ocho. El pueblo nos acogió muy bien y no hemos dejado de crecer. En 2010 los bancos comenzaron a confiar más en nosotros para dar salida a sus activos y fue en ese momento que comenzamos a ofrecer sus inmuebles. Tratar tanto con particulares como con las entidades y fondos de inversión nos ha permitido destacar y posicionarnos en toda la provincia. Desde hace unos cinco años también nos estamos dedicando al alquiler de viviendas y locales.

¿Qué servicios – entre los que ofrecéis- tienen mayor demanda actualmente? ¿Cuál es vuestro perfil de cliente más habitual?
Todo va unido. Quien compra suele necesitar financiación y poder encontrar estos servicios en un mismo sitio es una gran ventaja. Hay inversores, por ejemplo, que adquieren una propiedad para ponerla en alquiler y que quieren financiar una parte para no descapitalizarse. Otro perfil frecuente es el de parejas de más de 35 años que buscan comprar una vivienda. También hay mucha demanda de pisos de alquiler. El abanico es amplio y tratamos de ofrecer un servicio integral. De hecho, hasta tenemos colaboradores que realizan trabajos de albañilería o fontanería y los recomendamos a nuestros clientes cuando tienen que hacer una reparación o reforma en su hogar. Asimismo, contamos con decoradores, arquitectos…

¿Qué está pasando con el alquiler? ¿Por qué están subiendo tanto los precios?
En estos momentos hay mucha demanda de alquileres, pero poca oferta. Esto hace que los precios suban. La preocupación de los propietarios por los impagos y por la ocupación ilegal hace que haya menos inmuebles disponibles. Afortunadamente, en los últimos años han aparecido nuevas herramientas que incentivan el alquiler y que permiten hacerlo con mayores garantías. En nuestro abanico de empresas que garantizan el pago de los alquileres tenemos una que incluso adelanta las cuotas de un año al propietario para que pueda acondicionar su piso; también están los seguros de protección de pagos. De este modo, la compañía contratada se hace cargo de todo si hay un problema: de las cuotas, del juzgado y hasta del cambio de cerradura. Por eso, siempre recomendamos a nuestros clientes tener este respaldo.

Entonces, ¿la gente ya no está tan interesante en la compra? ¿A qué se debe esto?
No es que no estén interesados, lo que pasa es que el alquiler está siendo cada vez más importante. Hay que tener en cuenta que antes el banco financiaba el 100%, pero ahora hay nuevas reglas. Como norma general te dan el 80% del precio de compra de una propiedad, aunque hay excepciones dependiendo del perfil de cada cliente (en algún caso todavía se consigue el 100%). Por tanto, cuando adquieres un piso tienes que tener un 20 % o un 25% de ahorro para pagar también los gastos de notario, de registro, impuestos… Mucha gente no tiene ese dinero y, mientras lo consigue, debe alquilar. Es por eso que hay tanta demanda, pero no todos pasan el filtro de los seguros. En los últimos tiempos estamos rondando el 50% de autorizaciones de los potenciales inquilinos que buscan vivienda de alquiler.

¿Y qué pasa con la gran cartera de pisos de banco que todavía hay disponibles en la zona?
Las entidades tienen como objetivo principal la venta de inmuebles, pero ya se están preparando para alquilar. De hecho, nos están pidiendo información y viendo qué necesidades de acondicionamiento hay en diversas propiedades para poderlas ofrecer. Es lógico. Si las propiedades no se venden y no están generando un beneficio, deben buscar una salida de negocio. Es por eso que preveo que este 2020 el tema del alquiler será muy importante en la zona.

¿Cuál es la documentación mínima necesaria para poder alquilar?
Principalmente el DNI, nóminas, contrato de trabajo y vida laboral. Por un tema de operatividad en CIFA Aragón solicitamos esta documentación antes de comenzar a hacer las visitas. Si no se reúnen los requisitos, el seguro no querrá hacerse cargo. Por tanto, nos centraremos en los clientes que sí cumplen estas condiciones. Los demás tendrán que vivir con sus familiares hasta tener un trabajo con cierta estabilidad. Hay inmobiliarias que, como su única preocupación es hacer la operación y cobrar la comisión, no piden tantos documentos, pero son fábricas de problemas para los propietarios, puesto esta forma de actuar genera un alto índice de impagos y de ocupación ilegal. A la hora de alquilar hay que tener cierto criterio y asumir la parte de responsabilidad que nos toca. Por eso, no trabajamos sin un seguro, a no ser que el propietario nos firme el documento exonerándonos de responsabilidad en caso de impago, si conoce al inquilino y asume el riesgo.

¿Los seguros permiten realmente alquilar con garantías?
Para nosotros, como profesionales del sector, son indispensables. Nuestros clientes son tanto el propietario como el inquilino y tenemos que velar por los intereses de ambos. Estuve en dos desahucios y, aunque entiendo que una familia puede pasar por un mal momento, también pienso que un propietario no tiene por qué cargar con esta situación. ¿Cómo se evita esto? Con un seguro de protección de pagos. Lo mejor es no tener que utilizarlos nunca, pero por lo menos estos servicios dan una tranquilidad. Nuestra prioridad es hacer que los propietarios y los inquilinos se sientan seguros y cómodos, no estar en medio de situaciones desagradables y conflictivas. Por eso, es preferible ganar menos pero que las cosas se hagan bien. Creo que ese es el secreto para seguir funcionando después de tanto tiempo.

¿Qué garantías debe ofrecer una inmobiliaria / financiera para realizar una operación de venta?
Sobre todo tiene que ser una empresa seria y formal, porque hay muchas que salen como champiñones. Es decir, que hacen una operación o dos y, tal y como aparecen, se van. No olvidemos que adquirir un inmueble es una de las inversiones más importantes para una familia. Si sale mal, su vida puede verse muy afectada. Por eso es importante que la inmobiliaria tenga licencia para desarrollar esta actividad y otras garantías. Lamentablemente en Vinaròs muchas no disponen ni tan siquiera de un seguro de responsabilidad civil profesional.


¿Cualquier persona puede abrir una inmobiliaria o hay que cumplir ciertos requisitos?
Esto es algo que depende de cada comunidad autónoma. En la Comunidad Valenciana no hay una exigencia concreta; en cambio en Cataluña sí debes estar afiliado a un colegio profesional de API´S (Agentes de la Propiedad Inmobiliaria). Esto significa que tienes un seguro de responsabilidad civil profesional, asesoramiento y formación constante, algo muy importante en un mercado que cambia tan rápido. Si fuera obligatorio evitaría muchas malas prácticas que todavía se dan y no habría tantas personas sin titulación ni oficina intermediando en operaciones de alto riesgo. Sería una garantía para los clientes que van a comprar o a alquilar, pues de este modo sabrían que se les ofrece un servicio de calidad.

¿De qué manera el auge de Internet y las nuevas tecnologías ha cambiado vuestra forma de operar?
Ahora hay más transparencia e información que nunca. En mi opinión las nuevas tecnologías son fabulosas, porque cualquier persona puede informarse de cómo está el mercado. Además nos facilita el trabajo. Antes teníamos que visitar 20 inmuebles o más con un potencial cliente y ahora ya ven las propiedades en Internet y visitan solo las tres o cuatro que más les interesan. Esto permite ir más a tiro fijo. La tecnología también ayuda a dar un mejor servicio, a comparar precios y a agilizar procesos. Por ejemplo, un vendedor y un comprador pueden realizar trámites en notarías ubicadas en poblaciones distintas, algo que hasta hace algunos años era impensable.

¿Cómo es la competencia del sector inmobiliario en Vinaròs? ¿Hay colaboración entre vosotros o cada uno mira por su lado?
Cuando llegué a Vinaròs sí tenía una visión más colaborativa, pero después de algunas malas experiencias cuesta confiar. A día de hoy trabajamos más con profesionales de otras poblaciones colindantes, aunque todavía queda algún profesional diligente en la zona. Si fuera obligatorio que todas las inmobiliarias estuvieran colegiadas, sería más viable establecer líneas de colaboración. Sin embargo, ahora es complicado, porque no todos trabajan con los mismos principios y valores.

Con la crisis catalana, ¿es cierto que aumentaron mucho las inversiones inmobiliarias en la zona?
Solo nosotros, en los últimos años, habremos cerrado entre un 30 – 35% más de operaciones con clientes que vienen de distintas poblaciones de Cataluña y que han decidido invertir aquí. Algunos lo hicieron para estar cerca de sus raíces en caso de que hubiera una independencia; otros porque sabiendo que una cosa son los sentimientos y otra los negocios, eran conscientes de que no se podían tener todos los huevos en una misma canasta. No podemos negar que, desde el punto de vista económico, esta situación benefició a las inmobiliarias de Vinaròs.

Y ahora, mirando hacia el futuro, ¿cuáles son tus perspectivas al frente de CIFA Aragón?
Si pudiera continuar como hasta ahora y jubilarme con mi equipo estaría contento, porque mi mayor empeño es dar el mejor servicio a nuestros clientes y trabajar de forma compenetrada y eficaz. Creo que lo logramos, porque tenemos un porcentaje muy alto de personas que vienen referidas por clientes que quedaron satisfechos. La mayoría terminan convirtiéndose en amigos y eso me llena de orgullo. Aunque trabajamos por una cuestión económica, ver a la gente feliz y contar con un equipo bien formado, es todo un triunfo para mí. Nuestra motivación, por tanto, es seguir siendo un referente en la provincia, sin dejar de aprender y mejorar cada día.


CIFA Aragón se encuentra en Av. del País Valencià, 38, Vinaròs -Tel.: 964 82 54 60