Inici VINARÒS La familia de Rocío pide prisión preventiva para el autor del atropello...

La familia de Rocío pide prisión preventiva para el autor del atropello hasta la celebración del juicio

706

Unas 300 personas exigieron “justicia” para Rocío e Ivana ante los juzgados de Vinaròs

Alrededor de 300 personas se concentraron el viernes por la mañana ante el Palacio de Justicia de Vinaròs para exigir “justicia” para Rocío, la joven de 17 años que murió tras ser atropellada el pasado 14 de septiembre en una parada de autobús de Benicarló, e Ivana, su compañera de 21 años que aún se está recuperando de las graves heridas que sufrió.  

Jessica Alonso, tía de Rocío explicó que “lo que estamos pidiendo es simplemente justicia para Rocío y para Ivana. Exigimos la prisión preventiva hasta la fecha del juicio para el autor del atropello, que no esté en libertad y evitar que pueda irse del país”. En la concentración de ayer exigieron que alguien saliera “a dar explicaciones. A las familias no nos han dicho absolutamente nada. Sólo que no hay suficientes pruebas. Queremos saber qué pruebas se necesitan, porque las hay”.

Alonso aseguró que aún no hay fecha concreta para la celebración de este juicio. “Aún no sabemos nada del juicio, y nos han dicho que la investigación vuelve ahora a empezar desde cero, porque es un caso que debería haber llevado la Guardia Civil. El problema es que la Policía Local no avisó a la Guardia Civil y ahora después de dos semanas hay que volver a empezar”, explicó.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Vinaròs acordó la libertad para el conductor, de 37 años, que responde a las iniciales D.M., vecino de Vinaròs y nacido en Georgia, que mató a Rocío al arrollarla cuando estaba en una parada de autobús de Benicarló, junto a la antigua N-340. El accidente se produjo alrededor de las 22.30 horas del jueves 14 de septiembre. Las dos chicas estaban en la parada del autobús, en una zona de escasa iluminación junto a una gasolinera, en la avenida Magallanes, la antigua nacional 340. Ambas eran amigas y la joven de Benicarló decidió acompañar a la otra a la parada para esperar la llegada del autocar.

La jueza ha prohibido al procesado conducir, le ha retirado el pasaporte, le prohíbe salir de España y le obliga a acudir semanalmente al juzgado, según se informó por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

En cuanto a las posibles contradicciones en la investigación, Alonso dijo que “el autor fue puesto en libertad la misma noche del accidente, se fue a su domicilio y sobre las 3.30 horas de la mañana la policía llamó al hospital para preguntar por Rocío y se les comunicó que había fallecido. Fue entonces cuando procedieron a detenerlo. Y por lo que tenemos entendido pasó 24 horas solo en el calabozo y después fue puesto en libertad. La noche del accidente sólo se le hizo la prueba de alcoholemia, y al dar negativo no le hicieron más pruebas hasta que no fue detenido, cuando dio positivo en varias sustancias. También sabemos que esa misma noche se le tuvo que administrar metadona por la abstinencia que tenía. Ahí es donde radican las contradicciones, porque el autor por lo que sabemos ha declarado de forma diferente, ya que en una ha dicho que consumió la noche anterior, en otra que no consumió nada y en la tercera que consumió después del accidente”.  Aseguró que “toda la familia está destrozada. Mi hermana y mi cuñado van a iniciar un tratamiento psicológico, y sus hijos ya lo han empezado. Son momentos muy duros”. En cuanto al estado de salud de Ivana, señaló que “está recuperándose y cogiendo fuerzas para seguir adelante y superarlo”.

Esta es la primera acción que realizan los familiares de Rocío e Ivana, y ha sido secundada por centenares de personas. La familia ha indicado que habrá más acciones. La próxima, un corte de la N-340 a la altura del accidente, aunque aún no hay fecha fijada.  Durante la concentración, a la que acudieron familiares, amigos de las víctimas y vecinos de la localidad se gritaron consignas como “Queremos justicia, queremos prisión”, o “Esto es un palacio, no de justicia”.