Inici COMARQUES II Jornadas Templarias en Santa Magdalena de Pulpis

II Jornadas Templarias en Santa Magdalena de Pulpis

59

En Santa Magdalena de Pulpis, municipio de la comarca del Bajo Maestrazgo, se han realizado las II Jornadas Templarias, recordando su pasado medieval, es ya la localidad “Territorio Templario”; con la organización de los Cavallers Templers de Castelló y el Excmo. Ayuntamiento, la jornada empezó con la subida a la fortaleza del castillo templario de Pulpis, allí el Rey Jaime I acompañado de la Reina Violant de Hungría, ha pronunciado un discurso ante el público asistente en este evento, entregando al Comendador Templario de Santa Magdalena de Pulpis, Ramón Caspe, el Blasón Templario, acto seguido lo donó al Justicia de Santa Magdalena, Sergio Bou, que con la ayuda del Club Muntanyenc Serra d´Irta, han izado dicha bandera a ritmo del himno del templario, cantando por los templarios allí presentes, quedando ondeando a los cuatro vientos del mástil mayor de la torre de homenaje, realzando así la vista del impresionante castillo.

Una vez vueltos a la población, se ha realizado una comida de hermandad en el polideportivo para más de 300 personas, teniendo como plato fuerte la típica “olleta de Santa Magdalena” de inexcusable felicitación a los cocineros, nobleza obliga.

Posteriormente a las 18 horas empezó la desfilada por las calles más principales de la localidad, participando en dicho acto las siguientes asociaciones: Cavallers Templers de Castelló, Cavallers Templers de la Vall D’Uixó, Tambors y Bombos A.C., Encomienda Templaria de la Plana, Caballeros del Santo Grial de Alcatén, Caballeros Hospitalarios de Sant Mateu, Colla de Dolçainers i Tabaleters de Polpís y además de una cuadrilla de caballistas y un buen grupo de niños y niñas de la población.

Terminado el desfile, la comitiva se dirigió a La Capella, para que el Rey Jaime I, nombrara damas y caballeros a las niñas y niños de la población, entregándoles el correspondiente diploma y el simbólico doblón de oro, (relleno de chocolate por dentro). Hubo mucha emoción por parte de los asistentes y más aún de los nuevos Caballeros y Damas de Pulpis, que iban ataviados con la ropa templaria.

La nueva hornada templaria tiene que aprender ahora lo que es honor, valor, disciplina, coraje y orgullo de ser templario. El ser templario, conlleva que el comportamiento y la actitud deben ser ejemplares.

Josep M. Diago Betí. (Gran Maestre Hospitalario de Sant Mateu)