Inici ALTRES NOTICIES Porque los regalos, no siempre vienen envueltos en papel… a veces,...

Porque los regalos, no siempre vienen envueltos en papel… a veces, tienen nombre y apellidos (psicología)

364

Porque los regalos, no siempre vienen envueltos en papel…

a veces, tienen nombre y apellidos

 

Precioso es el acto por el que, de repente, apetece hacer un regalo a alguien. Sin motivo aparente, porque sí. Porque en un preciso momento tus ojos son capturados por “ese” algo que, de inmediato, te hace acordarte de “esa” persona en cuestión.

Los regalos no planeados, materiales…los que nacen desde la improvisación y la espontaneidad, sin esperar que sea una fecha especial.

Pero qué decir de esos regalos no materiales… Estos regalos que nos hace la vida y nos llegan sin esperarlos.

Esos regalos que tienen nombre y apellidos. Esas personas que, algo llamado destino, cruza en nuestro camino. Porque muchas veces, tenemos la gran suerte de recibir el mejor detalle habido y por haber: el conocer a alguien que, de repente, sin que sepa, nos hace entender muchas cosas que posiblemente, antes de él/ella, desconocíamos:

Aprendemos a valorar las pequeñas cosas; las sonrisas cómplices; las miradas que, sin hacer uso del lenguaje, hablan por sí solas. Empezamos a entender la complicidad, la de verdad, porque por efecto espejo, lo vemos proyectado en forma de esas personas especiales que, rompen nuestros esquemas, llegan y permanecen.

Posiblemente tú, que me estás leyendo aquí y ahora, hayas recibido, a lo largo de tu vida, “tropecientos” regalos envueltos en preciosos papeles. Pero… ¿qué decir de esas personas que tienes la gran fortuna de sentir cerca? Porque sin poseer, sin invadir, sabes que son algo tuyo, que ya forman parte de ti, y que, sin una razón o explicación lógica, al pensar en ellos/as, algo te dice que van a estar, y por acto reflejo, una sonrisa se dibuja en tus labios.

Seguramente hayas pensado en alguien.

No dudes en hacérselo saber. Seguramente, va a ser el mejor regalo que reciban hoy.

Esos regalos lo son todo.

P.D. “Porque el 2020 me ha regalado… no vaya a ser todo malo”.

Por Raquel García Bayarri, psicóloga