Inici BENICARLÓ La vuelta al cole …tras el confinamiento

La vuelta al cole …tras el confinamiento

123

Normalmente antes de iniciarse el curso escolar, ofrecemos unas pautas para que la adaptación resultara lo más fácil posible.

El comienzo del curso 2020/21, por su parte, viene marcado por el Covid-19, con todo lo que ello implica. Tras seis meses sin pisar las aulas, con el ambiente vivido y que se continúa viviendo, este particular retorno afectará emocionalmente a los niños y también a los padres. Cada niño reaccionará de una manera, en función de su temperamento, su capacidad de resiliencia, es decir la facilidad de resistencia y adaptación, la serenidad que los padres puedan transmitir antes de empezar y, una vez en el colegio, ya será labor de todos: padres, profesores y monitores.
Vamos a ver ¿qué puede generar angustia en los niños?:

• Miedo a contagiarse: durante muchos meses han escuchado en casa y en las noticias que reunirse con mucha gente aumenta el riesgo de contagio.
• Algunos niños prefieren quedarse en casa: son aquéllos que ya antes del confinamiento sufrían en el colegio por bullying. Durante estos meses han experimentado que en casa se han sentido más seguros y tranquilos. La casa se ha convertido en su zona de confort. Otros, simplemente, se aburren en el colegio.

Dada esta especial situación, ¿cómo pueden actuar los padres?:

• Ante todo, manteniendo la calma. Aunque es lógico que se sientan ansiosos y preocupados, han de esforzarse en no demostrarlo ante los niños. No hay que olvidar que ellos son muy perceptivos y si nos ven nerviosos, se alterarán e interpretarán que algo no funciona.
• Al igual que dedicamos un tiempo a preparar el material escolar y la indumentaria, se hace imprescindible pasar un tiempo con ellos respondiendo a todas sus preguntas y dudas, siempre desde la verdad, adaptada a cada edad y nivel madurativo y siempre manteniendo una expresión serena y un tono de voz tranquilizador.
• Recordarles a menudo, que han de obedecer a todas las instrucciones que les den los profesores.

Por los demás, se seguirán las pautas de inicio de cursos anteriores:

• La semana anterior a empezar el curso, se adelantarán los horarios para adaptarlos a los escolares. Así resultará más fácil que se levanten sin problema, los primeros días.
• Tener dispuesto todo el material escolar.
• Mentalizar a los hijos de lo importante que es una buena organización y planificación mediante un horario, que incluya horas dedicadas a tareas escolares para realizar en casa, las cuales en período de tiempo, variarán en función de la edad y curso. También se anotarán las horas dedicadas a actividades extraescolares y las de ocio. Es importante que se reseñe, asimismo, el fin de semana. Durante el mismo, un niño de siete años dedicará un rato a leer un cuento, por ejemplo y otro de 14, dedicará entre sábado y domingo, cuatro horas para ir preparando ese examen que está próximo o un trabajo que se ha quedado rezagado. La idea es que, puesto que sábado y domingo suman 48 horas y los niños están más descansados, su mente estará más receptiva a realizar cualquier actividad intelectual.
• Para sentirse satisfechos y alcancen sus objetivos, desde el primer día se les animará a que sigan el horario. De esta manera, al final, los resultados serán los deseados.

¡Mucho ánimo, fuerza e ilusión! A vivirlo como un curso cualquiera, sin bajar la guardia y siguiendo todas las recomendaciones que lleguen de Conselleria de Educación y Sanidad.

Por María Jesús Tornel – Psicóloga Infantil – publicado en el 7dies actualitat de Vinaròs del 21 de agosto de 2020. Ilustraciones de la CoVid-19 del cuento de Saray López ‘¿Y tú quien eres?’