Inici BENICARLÓ Carta íntegra del Comité de Empresa del OACSE

Carta íntegra del Comité de Empresa del OACSE

797

El Comité de Empresa del Organisme Autònom de Centres Socials
Especialitzats, quiere hacer llegar a la opinión pública su malestar por lo que
consideramos un desprecio hacia los trabajadores y trabajadoras del OACSE por
parte de la concejalía delegada por los hechos que seguidamente detallamos.

Consideramos un despropósito la supresión de plazas de atención directa a
los usuarios que pretende la dirección y la negativa a crear de nuevas, para atender
de manera óptima las necesidades de los usuarios. Creemos que en estos momentos
tan especiales que estamos pasando, después de comprobar la virulencia de la
pandemia hacia los colectivos mas vulnerables no seria oportuno ni responsable
disminuir los efectivos de profesionales que atienden a los usuarios. Si por algo, en
los centros del OACSE , se ha mantenido a raya el COVID-19, ha sido por la dedicación
y esfuerzo de los empleados de atención directa. Trabajando, muchas veces, en
condiciones precarias y con falta de personal.

Plantear ahora la supresión de plazas en la plantilla de atención directa pone
en entredicho la apuesta por reforzar el sector público asistencial y sanitario del que
tanto han hecho bandera los políticos progresistas últimamente.
A pesar de esto, la concejalía prioriza la creación de un Puesto de TAG
(Técnico de Administración General) del OACSE, con el considerable incremento de
la dotación económica para su salario ( mas de 41000 euros). Hemos visto como
nuestras demandas de creación de puestos de trabajo de personal de atención
directa a los usuarios, año tras año, han caído nuevamente en saco roto.
Siempre se nos han esgrimido limitaciones presupuestarias o de gasto cada
vez que hemos pedido incremento de personal de atención directa. Ahora, la
creación de la plaza de TAG parece estar totalmente justificada por parte de la
concejalía. Esas son sus prioridades. Nos parece, cuanto menos, una tomadura de
pelo, si además añadimos a este puesto nuestras dudas de que vaya a ser
subvencionado por Generalitat, como si lo están los puestos de atención directa.
Incrementar el personal de tareas administrativas nos parece una burla para
trabajadores y usuarios del OACSE, si tenemos en cuenta que una parte de las tareas
tanto administrativas como de asesoría jurídica y legal ya están privatizadas, y las
lleva una empresa externa.

Aumentar en numero de funcionarios en el OACSE no tiene sentido ya que la
Nueva Ley de Servicios Sociales, en vigor, establece que los centros de atención
residencial pasarán a ser competencia exclusiva y no delegable de la Generalitat
Valenciana dentro de poco tiempo. Esto implica que, con el desarrollo de la ley, es la
Generalitat la que asumirá la mayoría de servicios que en estos momentos esta
prestando el OACSE. Hecho que inhabilita por completo la necesidad de incremento
de personal administrativo. A nuestro entender es una manera de dilapidar el dinero
público.

Creemos que es prioritario, en estos momentos, la reducción drástica de la
temporalidad laboral que impera en la plantilla de atención directa del OACSE,
donde el 80% de la misma está contratada de manera precaria i/o irregular desde
hace muchos años, contraviniendo las disposiciones legales que obligan a la
consolidación del empleo. Precariedad laboral, por otra parte, que genera una
rotación constante de personal en los centros, con la consiguiente dificultad que
provoca esta situación para cubrir las vacantes, por la falta de alicientes de los
profesionales a la hora de optar por el OACSE. Este hecho, perpetuado en el tiempo,
hace que trabajemos algunas veces con escasez de personal.

El Comité de Empresa se siente decepcionado por la falta de interés de la
concejalía para atender nuestras propuestas en estas materias.
Por otra parte es gravísima, también, la intención de la concejalía de no
acatar los acuerdos en materia laboral que en su día se firmaron en la Mesa de
Negociación y que pretendían equiparar nuestros derechos en permisos y licencias
al resto de personal de las administraciones públicas. Este hecho pone en duda, a
partir de ahora, la buena fe que se le presupone a los responsables del OACSE a la
hora de negociar con los trabajadores.

Evidentemente, este comité ya ha hecho saber a los trabajadores y
trabajadoras del OACSE que no dejaremos pisotear nuestros derechos. Que los
acuerdos firmados están para cumplirse, y que estamos convencidos que la
autoridad judicial va a darnos la razón si nos vemos en la necesidad de recurrir a
ella, como todo parece indicar.

Una vez mas volveremos a luchar por unos servicios públicos dignos y
eficientes para los usuarios y unas condiciones laborales decentes para los
trabajadores y trabajadoras del OACSE, ya que los responsables políticos parecen no
tenerlo claro