Inici VINARÒS Article Carla Escuder: “Este caso es la Leche (2)”

Article Carla Escuder: “Este caso es la Leche (2)”

66

Alergia a la proteína de leche de vaca

Hoy es el turno de los alérgicos. En este caso, el cuerpo humano puede reconocer como alérgeno a cualquiera de las 40 tipos de proteínas que tiene la leche. Un intolerante a la lactosa no digiere bien el azúcar de la leche, un alérgico tiene problemas con la proteína de la leche. Por lo tanto un alérgico si que puede consumir algún alimento que contenga lactosa pero que no se acerque a un lácteo ya que las complicaciones que se pueden dar son muy graves. Os preguntareis, si la lactosa es el azúcar que se encuentra en lácteos, ¿cómo va a tomar un alérgico lactosa? La lactosa se utiliza, por ejemplo, como excipiente en los medicamentos y también se puede encontrar en alimentos ultraprocesados como las patatas fritas de bolsa.

Las proteínas de la leche (y del huevo) son las proteínas de mayor valor biológico que podemos encontrar en el mercado, ya que contienen todos los aminoácidos que necesita el ser humano.

¿La leche es necesaria en nuestra alimentación?

Hemos oído siempre que la leche es necesaria en nuestra alimentación para mantener los huesos fuertes. Esto no es cierto.

La leche es un alimento que por su composición nutricional es un alimento muy completo, ya que el motivo de su existencia es alimentar a los terneros de manera exclusiva. Pero esto no lo hace obligatorio, es una opción más para alimentarnos dentro de todo el abanico de posibilidades.

En cuanto al calcio, es cierto que la leche contiene gran cantidad de calcio y una gran biodisponibilidad ( el cuerpo lo absorbe muy bien) pero podemos encontrar calcio en otros muchos alimentos como pueden ser los frutos secos, las semillas y las legumbres. Es cierto que el calcio de los vegetales no se absorbe tan bien como el de los alimentos de origen animal pero no tiene relevancia.

Además que tampoco esta clara la relación de no comer alimentos ricos en calcio con mayor riesgo de fracturas ni de osteoporosis. Existen muchos más factores a tener en cuenta en estas enfermedades. De hecho donde si se ha encontrado una relación directa de la salud de los huesos es con la práctica de ejercicio físico ( de manera positiva).

Por lo tanto, un intolerante lo es a la LACTOSA (azúcar); un alérgico lo es a la PROTEÍNA de vaca. El primero puede que tolere otros tipos de lácteos, el segundo que ni se acerque. La leche es un alimento muy completo que para nada es malo para la salud todo lo contrario, pero no es obligatorio su consumo para tener unos huesos fuertes. Para esto último mejor podemos ir a caminar a paso ligero por la costa mientras nos da el solecito, esto sí que pone fuertes nuestros huesos.