Inici COMARQUES ALT MAESTRAT El PSPV-PSOE pide la autorización para que los ‘paranyers’ puedan probar la...

El PSPV-PSOE pide la autorización para que los ‘paranyers’ puedan probar la ‘cistella malla’

375
  • Los socialistas han presentado una moción para que la Conselleria de Medio Ambiente permita las pruebas que corroboren su efectividad

    El portavoz en la Diputación, José Benlloch, explica que “los aficionados a la caza del parany han trabajado durante años para modificar el método de captura y que no suponga ningún daño para las aves”

El Grupo Socialista en la Diputación ha presentado una moción en la que solicita a la Conselleria de Medio Ambiente que autorice las pruebas del nuevo sistema de caza diseñado por los ‘paranyers’, denominado ‘cistella malla’, con el objetivo de corroborar que es un sistema selectivo y que no provoca ni la muerte ni el sufrimiento de las aves.

El portavoz del PSPV en la Diputación, José Benlloch, argumenta que la Asociación de Paranyers (APAVAL) “ha trabajado durante años en la creación de este nuevo método de caza selectiva por peso y morfología, con el cual se asegura que, incluso si se activa la cesta, no producirá ningún daño a las aves capturadas, pudiendo ser liberadas todas aquellas que no pertenezcan a la familia de los tordos”.

El responsable socialista, explica que “el parany es una técnica de caza que se practica en la Comunitat Valenciana y en el sur de Cataluña y Aragón, desde tiempos inmemoriables, y han sido los mismos ‘paranyers’ los que han trabajado durante años para modificar el método de caza y propiciar una captura sin provocar la muerte en las aves”.

El PSPV-PSOE argumenta en su moción que APAVAL presentó este nuevo sistema en septiembre de 2016, después de seis largos años de intenso trabajo para salvar las limitaciones impuestas por la Ley a los usos tradicionales, con el objetivo de adecuarse a la normativa nacional y europea relativa al maltrato animal.

José Benlloch señala que “este nuevo sistema, el cual es la finalización de un trabajo colectivo, ha sido avalado por siete ingenieros, tres de ellos de la Universitat de València, que acreditaron su legalidad, firmando las conclusiones”.